Casados y descasados

casadosEste título alude a una comedia de Alfred Hitchcock, en la que se refleja un matrimonio en crisis, que al verse a punto de disolverse, recupera su amor inicial. Ese cambio de actitud ante la inminente pérdida es precisamente una de las advertencias que encontramos en La Biblia.

Aunque en algunos casos la ley de Dios permite el divorcio, Jesucristo advierte que el verdadero amor no admite separaciones.
En esta edición compartimos consejos y decisiones importantes para para lograr un buen matrimonio y evitar la cruel ruptura.

Ir a descargar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s