La mentira

Si al preguntarme alguien la edad le contesto tres años menos de lo que tengo, estoy mintiendo. Si atropello una persona y huyo del lugar sin ser identificado y después de un rato me mezclo con los curiosos y finjo indignación por lo corrido, estoy mintiendo a todos aquellos ante quienes simulo o finjo inocencia. En muchas situaciones en nuestras vidas no estamos haciendo otra cosa que mentir aunque muchas veces nos parece casi normal y necesario.
En nuestro programa Ventana Abierta hablaremos sobre las mentiras y sus efectos para nuestras vidas y relaciones.

Ir a descargar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s