La obediencia

Conseguir que nuestros hijos sean disciplinados y obedientes ha sido siempre un punto central en toda labor educativa. Hoy en día, por una serie de circunstancias, es una tarea muy difícil. Incluso podríamos decir que en determinadas situaciones se aprecia, más que hijos obedientes, padres obedientes a las sugerencias y caprichosos de los hijos. Todos sabemos hasta qué punto un niño o adolescente puede tiranizar o desajustar la convivencia familiar.

Ir a descargar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s