La queja, el mal del ser humano

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
“¿Por qué los días no tienen 36 horas?” “¡Con lo poco que me gusta cocinar!” “¡Qué asco de programación!” Estas quejas y protestas, junto con otras muchas más suelen ser habituales. Una de las tendencias más generalizadas del ser humano es quejarse.

Solemos protestar sobre las circunstancias, la familia, del trabajo, de los jefes, los estudios, el gobierno, la comida o de los otros. Hablamos de ese estado continuo de descontento y enojo. ¿Por qué cosas sueles quejarte más?

Ir a descargar

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s